miércoles, 10 de marzo de 2010

Antes de la primera sesión ¿Conozco a un fan de la literatura que a la vez es ex senador? Am! Naaaa

Cuando venís del pueblo (algunos amigos se enojan porque a Bahía le diga pueblo porque no lo es, tienen razón, soy poco precisa definiendo así: en realidad Bahía es una ciudad cada vez más grande, pero pueblo me da cariño) a Buenos Aires te creés que acá hay tanta, pero tanta, pero tanta gente, que no vas a poderte hacer amigos porque cualquier tipo de cercanía está signada para siempre con la marca del desconocimiento de la multtitud.
Cuando vas a La Plata, pensás que vas a perderte. Y te perdés.
Cuando vas a la legislatura, cuando siempre fuiste medio rata de biblioteca, que te gusta estudiar y leer, pensás con quién, entre trabajo y trabajo, vas a poder hablar de libros acá. No es que esté mal no hablar de libros, más cuando acá pasan tantas cosas. (igual llevo libros a la oficina, y los dejo por si alguien quiere leer en el bondi; no soy de las que no les gusta prestar)
Siempre hay sorpresa en el prejuicio.
Ayer pasó por el despacho un ex senador, Jota.

-Sí, sí, te conozco, pero de haberte leído. Ah, ¿y no salió un texto tuyo con foto en Ñ, hará unas semanas?
Yo tenía la edición de Un grito de corazón que no compré acá sino en la librería de mi barrio y bueno, se la di, ganada por la sorpresa y en la intención diaria de ¡incentivemos a cada nuevo lector!
Me dice me encanta leer. Pero después no es que menciona a Saramago, a García Marquez. Cuando agarra la antología de Ríos y Blatt, el ex senador comenta -acá lo sorprendente para mí:

-Ah, conozco a muchos de los autores. De Juan Terranova leí un par de libros, los últimos fueron los de la colección esa de policial, ¿como se llama?
-Mmm...la de Negro Absoluto.
-Sí, la novela de los nazis leí. Y la última, me gustó mucho como trata el tema de internet, Los amigos rusos. No, ¿sovieticos eran, no?
-...
-A Oyola también lo tengo leído, me gusta. Ah...mirá Incardona, también está. De este escritor leí Villa...? Soy malo para los títulos.
La charla siguió en plan comentar esos libros...y otros...
Y...sí...los había leído nomás.
mmm.
zas.